¿Cuál es el mejor método de depilación?

Si hay algo que irrita mucho a las mujeres es colocarse una falda con prisa, mirar una pierna, y recordar que se olvidron de retirar aquellos pelitos indeseables. Para quien elige depilarse, la vida es así. Periódicamente, es preciso rendirse a la hoja o a la asistencia de una buena depiladora para quedarse con la pierna, las axilas y la entrepierna siempre lisas. Toda mujer sueña con tener una piel lisa, sin ningún pelo. Una prueba de ello es la gran demanda de los numerosos métodos de depilación existentes.

Preparación para la depilación

Para que el resultado sea perfecto, es importante seguir algunos consejos:

Haz una exfoliación antes de la depilación para eliminar las células muertas.

Depile con la piel limpia. Esto ayudará a prevenir infecciones o inflamaciones.

Utiliza agua caliente o depila sólo después del baño. El vapor aumenta la elasticidad de la piel y suaviza el pelo. El pelo húmedo es más fácil de ser depilado.

Aplica la crema, espuma o gel para el afeitado. Una vez que los pelos estén humedecidos, el aparato resbalará más fácilmente sobre la piel, evitando cortes.

Evita exponerte al sol después de la depilación hecha con cera. El riesgo de manchas es casi seguro.

Evita pasar hidratantes a continuación, espera al menos una hora. Estos pueden obstruir los poros, causando irritación y vello enquistado.

Si quieres saber cómo combatir el acné haz click aquí

Tipos de depilación

Depilación con cuchilla

Es más indicada para quien tiene pocos pelos. Es la forma más práctica y rápida de depilación, pero en pocos días estos nacerán de nuevo. La depilación con cuchilla es también la mayor causa de vello enquistado, irritaciones y manchas en áreas como la ingle y las axilas.

Cremas

Las cremas depilatorias actúan superficialmente y disuelven el vello. El resultado es similar al de la lámina. Piden una prueba para comprobar si la piel acepta la química y al aplicarlos, debes seguir estrictamente las instrucciones del fabricante para evitar irritaciones.

Aparatos electrónicos

Permite la eliminación del vello desde la raíz y está indicado para la región de las piernas. Si posees el aparato este es un método práctico y barato, pero puede provocar los famosos vellos enquistado. Este método suele ser doloroso.

Cera caliente

Indicada para zonas poco sensibles. A pesar de ser un método barato, es un método agresivo a la piel (además de que la temperatura no siempre se encuentra en el nivel adecuado).

Proporciona resultados duraderos. Es práctico e higiénico, pero puede generar irritaciones en las áreas ya anteriormente depiladas. El precio es muy asequible, y en cualquier salón se encuentra una depiladora.

La cera caliente requiere de tiempo para ser hecha. Puede manchar pieles muy sensibles o quemar la piel si el profesional no es lo suficientemente ágil.

Conoce: Depilación púbica: tendencias para esta temporada 

Depilación definitiva

Para aquellos que no quieren preocuparse por eso, una buena opción es apelar a la depilación definitiva. No tiene mucho truco, las sesiones son caras y no ofrecen ninguna garantía total de que los vellos nunca más volverán. Es necesario pasar por una consulta al dermatólogo antes de realizar cualquier procedimiento.

Depilación láser

Para quien quiere deshacerse para siempre de la molestia de retirarse los pelos, la alternativa es la depilación definitiva láser. La depilación láser es menos invasiva y disminuye el volumen de los pelos, ya que actúa directamente en la raíz. Es segura por no usar agujas y menos doloroso que otros métodos.

Hecho en locales especializados, se lleva a cabo en sesiones para que los pelos sean gradualmente eliminados. Si los aparatos para este tipo de depilación son modernos, la depilación es prácticamente indolora. Es el método más caro. También es contraindicado para mujeres embarazadas.

Luz pulsada

La luz pulsada es muy similar al láser, existiendo sólo algunas distinciones técnicas como el tipo de energía utilizada y la forma como esta se aplica. Pero el principio de la destrucción del vello a través de la luz captada por la melanina es similar en ambas técnicas, con la diferencia de que la luz pulsada requiere menos energía que el láser, siendo también menos eficaz.

Tal como el láser, la depilación a luz pulsada también puede provocar quemaduras y manchas si no se usa correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *